viernes, 7 de noviembre de 2014

Marcha de maestros en Medellín, noviembre 6 del 2014







Marcha de maestros en Medellín, 
noviembre 6 del 2014

Víctor Bustamante

Otra Marcha de Maestros, las dos últimas y, por supuesto, esta ahora desviada por Girardot, bajando por Maturín, siguiendo hacia El Huevo, de ahí hasta clausurarla en San Juan.  ¿Quién fue el de esa idea? ¿Quienes aceptaron ese viraje de rumbo dejando las calles centrales: La Playa y La Oriental lugares de reclamo y escarnio a las malas políticas del gobierno? Esa es la metáfora: que vayamos a protestar y a reclamar por calles vacías, es decir a ocultar el reclamo. Se diría que es para no crear los trancones en las vías atestadas de ruido y de buses y de gente, y es que de eso se trata, de que las personas vean lo que ocurre y escuchen lo que se pactó y no se cumplió, así como las argucias jurídicas y el aplazamiento de las soluciones, y no de ocultarla por callejones. Así no. Las marchas deben ser por las vías centrales como manera de mostrar, de decir, de denunciar no irse casi por los suburbios. Más de la mitad de la marcha perdida porque solo escuchamos a los oradores los maestros y los vecinos de los ventorrillos escasos, los jíbaros trasnochados, los litógrafos ocupados de los edificios de cuatro plantas, casi marginales, ahí en El Huevo. Es la mista actitud adoptada por la prensa y los medios: apenas sacarán un titular sin saber la verdadera causa de los continuos reclamos y denuncias, para ellos esta marcha es algo que pertenece a los suburbios. De ahí que protestar por esas calles antes mencionadas no deja de ser un error, necesitamos que nos escuchen en las calles centrales, no marginar la marcha nosotros mismos. ¿Caímos los maestros en la trampa de escondernos y solo enseñar la imagen de la ciudad más innovadora o la ciudad más educada? ¿Puros eslóganes para ciudad donde se presume nada ocurre ni vibra?

Esto se veía venir: los incumplimientos. Antes de las elecciones pasadas, el candidato que se presagiaba que seguiría con lo mismo, es decir, sin presentar soluciones parece que pactó con argucias y estratagemas del buen gobierno entre comillas cierta solidaridad en beneficio de la paz.
Ahora se va a Europa a pregonar y a pedir ayuda a lo que se llama el post conflicto, mientras el magisterio se mantiene en vilo por los acuerdos firmados y sin cumplir, las promesas inconclusas, los proyectos disfrazados de benevolencia y un largo sartal de quimeras, que es el hierro común con que los administradores de la cosa pública marcan al innominado y despreciado pueblo colombiano que los elige, así sea con mermelada, así sea con promesas de la paz, es decir el mismo cuento que entregan cada cuatro años, y que cada cuatro años se aplaza no a los paraísos prometidos que no pasan de ser un continuo aplazamiento a la estolidez de quienes creen en ellos, sino a la irresponsabilidad de una educación cada año más deteriorada.

Y qué decir de la política anodina de aumentar la jornada escolar a las ocho horas: soluciones bizantinas, por una razón de peso, no hay dinero para adecuar los colegios, eso sí hay masificación sin control de calidad. En estas mismas instituciones: metan a todo mundo ahí, que lo importante son las cifras, ampliar la cobertura a como dé lugar. Lo que interesan son los números, es decir, el maquillaje de los números no la calidad. O sea los colegios se convierten en el encierro no para aprender si para mantener a los muchachos lejos de la calle.

Por esta razón hemos marchado ya varias veces, después de que él presidente Santos dice que nos tenemos que tragar los sapos, por ese largo prontuario de sus nuevos y mejores amigos. Pero los maestros hemos estado tragando sapos y sapos desde hace muchos años, y son grandísimos: promesas. Ahora se reclama un problema de hace años, lo de la mala administración de salud para el magisterio, lo de la evaluación y la manera como se cambia y la gran mentira de la aceptación en el escalafón de los maestros.

Solo una duda: ¿Dónde están los merecimientos para que la Ministra de Educación ejerza su cargo? Ya lo sabemos: lo político. 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece demasiado interesante es tema, expuesto por el magisterio en las calles de Medellín, hubiera sido a un mejor, si lo hicieran en las principales calles de la ciudad. Es muy interesante ya qué la educación es lo primordial que una persona debe recibir desde su nacimiento, por lo tanto la labor de todos nuestros maestros de Colombia debe ser mucho más apreciado y valorada por que como niños, jóvenes, maestros y hasta el más alto funcionario necesitamos de una EXCELENTE EDUCACIÓN.

leidys patricia galarcio gutierez dijo...

Me parece demasiado interesante es tema, expuesto por el magisterio en las calles de Medellín, hubiera sido a un mejor, si lo hicieran en las principales calles de la ciudad. Es muy interesante ya qué la educación es lo primordial que una persona debe recibir desde su nacimiento, por lo tanto la labor de todos nuestros maestros de Colombia debe ser mucho más apreciado y valorada por que como niños, jóvenes, maestros y hasta el más alto funcionario necesitamos de una EXCELENTE EDUCACIÓN. Leidys Patricia Galarcio Gutierez necocli (antioquia) (cuidado infantil)

leidys patricia galarcio gutierez dijo...

Me parece demasiado interesante es tema, expuesto por el magisterio en las calles de Medellín, hubiera sido a un mejor, si lo hicieran en las principales calles de la ciudad. Es muy interesante yaqué la educación es lo primordial que una persona debe recibir desde su nacimiento, por lo tanto la labor de todos nuestros maestros de Colombia debe ser mucho más apreciado y valorada por que como niños, jóvenes, maestros y hasta el más alto funcionario necesitamos de una EXCELENTE EDUCACIÓN.Leidys Patricia Galarcio Gutierez Necocli Antioquia ( cuidado infantil)

yosira londono lopez dijo...

Me uno a este grupo de protestantes, literalmente, por que no es justo que en campañas políticas prometan que van a hacer y deshacer y a la hora de la verdad salen con nada, es muy injusto, sobre todo el aumento de el horario de clases a 8 horas. por eso es que nuestro país se encuentra en la situación que esta por las injusticias, motivo al cual estoy unánime con los marchantes. YOSIRA LONDOÑO LOPEZ CUIDADO INFANTIL NECOCLI - ANTIOQUIA

yosira londono lopez dijo...

Me uno a este grupo de protestantes, literalmente, por que no es justo que en campañas políticas prometan que van a hacer y deshacer y a la hora de la verdad salen con nada, es muy injusto, sobre todo el aumento de el horario de clases a 8 horas. por eso es que nuestro país se encuentra en la situación que esta por las injusticias, motivo al cual estoy unánime con los marchantes.

yini cogollo manjarres dijo...

Esta marcha nos muestra de como los maestros tienen que pasar por unos momentos que muchas veces nosotros el resto de personas ignoramos y tienen que hacer grandes esfuerzos saliendo en marchas,en medio del calor y el sol... pero también eso nos ayuda para estar informados de los incumplimientos del gobierno hacia el arduo trabajo de los maestros ...

yini cogollo manjarres dijo...

Esta marcha nos muestra de como los maestros tienen que pasar por unos momentos que muchas veces nosotros el resto de personas ignoramos y tienen que hacer grandes esfuerzos saliendo en marchas,en medio del calor y el sol... pero también eso nos ayuda para estar informados de los incumplimientos del gobierno hacia el arduo trabajo de los maestros ...yini cogollo manjarres