jueves, 12 de julio de 2018

Programación / 7 Festival Alternativo de Poesía de Medellín



 ---

PROGRAMACIÓN

7 Festival Alternativo de Poesía de Medellín

14 de julio, sábado
Inauguración.
Lectura de poemas de Olga Elena Mattei
Harold Alvarado Tenorio, Invitado especial
Presentación de la revista La Musa Sonámbula
Panel: Gustavo Zuluaga, Pablo Quintero, Mario Sánchez / Víctor Bustamante
Lugar Café Rojo 7 p.m.

16 de julio, lunes
Conversatorio con Harold Alvarado Tenorio
Lugar: Este lugar de la noche, 7 p.m.

17 Julio, martes
Julián Osorio, Jandey Marcel Solviyerte, Deiby Ríos, Duván Carvajal, Jesús Guzmán Carrascal, Hernando Hincapié Roldan, Rocío Díaz.
Lugar: Este lugar de la noche, 7 p.m.
...
La Buerta de los Poetas, Citibundas e Inkside Poesía
Andrew Gil, Luis Fernando Gil, Carolina Vásquez, Diego Alexander Gómez, Theo M, Camilo Oliveros, Marcela Atehortúa, Mauricio Rámirez, Andrés Calle, Norvey Mazo, Robisón Paniagua, Jhony Gallego.
Presenta: Andrés Bustamante
Lugar: Ambrosía, 7 pm

18 de julio, miércoles
Karol Hernández, Grupo inkSide: Deiby Rios, Duvan Carvajal, Julian Osorio. Miguel Ángel Morales, Alba Luz Cano, Nelsy Restrepo. Luis Carlos Sinitave, Juan Carlos Zuluaga, Ramiro Hernández.
Presenta Nena Toro
Biblioteca Comfenalco Itagüí, 4 pm
Teléfono: 281 81 00. Dirección: Carrera 57 A N° 63 - 171 Itagüí
.
Sergio Guardo (argentina), Amador Manzano (Venezuela), Abraham Umbarila, Rosalba Salazar, Dariela  Espinosa (Sincelejo), José Bedoya poeta (La Ceja), Gloria Judit López.
Presenta Jorge Luis Álvarez E.
7 Ovejas Cultura- Bar, 7 pm
….

Lucia Agudelo,  Lore Otálvaro, Paula Guarín, Shara Bueno, Héctor Hurtado, Ramiro Hernández, Dyosz Dadho (Perú), Luis Flores Mostacero (Perú), Percy Rojas Palomino (Perú), Josué Vallejos Vásquez (Perú)
Presenta: Carlos Alfonso Rodríguez
Lugar: Ateneo Porfirio Barba Jacob, 7, 30  p.m.

19 julio, jueves
Alejandro Albán, William Eusse, Oscar Botero, Mario Sánchez, Jorge Mejía, Josué Vallejos Vásquez (Perú), M. H. Muñoz, John Edward González, Melissa Cañas Ochoa, Juan Felipe Ospina, Lorenzo Mejía.
Presentador: Carlos Alfonso Rodríguez
Lugar: En este lugar de la noche,  7, 30  p.m.

Homenaje a Bernardo Ángel
Lucia Agudelo, 
"Danza y poesía" de Edgar Rúa, 
Jorge Mejía, William Euse, Yarce Ochoa, Fabio Correa Cadavid, Wilson Obed Córdoba T., Julián Ospina, Enrique Peláez, Víctor Arley Obando.
Presenta Carlos Alfonso Rodríguez
Parque de Bolívar, 5:30 p.m.

Durley Zapata, Jorge Diego Mejía, Esteban Montana. Poetas Solares: Adda, Juan Esteban y Paula.
Presenta Juan Vanegas.
La Casa de los Oficios, 7 pm
Cra 50 # 51a 27 ofi 606 / Edificio Álvarez Santamaría cerca a la Estación del Metro del Parque Berrío.

21 de Julio, sábado
Yarce Ochoa, Fabio Correa Cadavid, M. H. Muñoz, John Edward González, Melissa Cañas Ochoa, Juan Felipe Ospina, Dyosz Dadho (Perú), Luis Flores Mostacero (Perú), Percy Rojas Palomino (Perú), Josué Vallejos Vásquez (Perú), Julio Fabián Salvador (Perú), Juna Carlos Sepulveda..
Casa de la Cultura de Girardota 6 p.m.



  .. .. ..

domingo, 8 de julio de 2018

EL RESCATE DE LA CIUDAD / Darío Ruiz Gómez





EL RESCATE DE LA CIUDAD
Darío Ruiz Gómez

Un editorial del periódico “El Colombiano” recordaba recientemente  la necesidad de  la participación activa de la ciudadanía  en el rescate de una ciudad que como Medellín  ve agredida hoy su población  por  las  distintas formas de administración del miedo por parte de las nuevas organizaciones delictivas  y por lo tanto  con una dramática reducción de los horarios de uso común del espacio público, por la presencia de un transeúnte que reduce su tránsito a ir de su lugar de vivienda al lugar de trabajo, mecánicamente, casi como un zombie, alienado por un sistema de transporte que le impide gozar más tiempo de los horarios dedicados a la familia, a la vida de vecinos. Un espacio público del cual han desaparecido nuevamente las esquinas donde los amigos conversaban ya que quienes lo hacen están sometidos a las balas asesinas. ¿No habíamos vivido ya este horror durante los años terribles de la llamada violencia del narcotráfico  donde a partir de determinada hora estar en la calle era jugarse la vida? El microtráfico  establece sobre los territorios de la ciudad un tipo de dominio que los viejos narcos nunca ejercieron hay que decirlo de manera que el reto del actual Alcalde de doblegar las estructuras criminales no sólo enfrenta  la presencia de estas bandas y su accionar despiadado sino a la vez la recuperación de los espacios públicos como un patrimonio inalienable de la ciudadanía. En este punto hay que señalar el mal terrible que  aún  supone  la demagogia  populista  de estos últimos años y que ha confundido   los valores culturales de la comunidad popular   con el activismo  de estas ideologías a través de la propagación  del odio social, con su paternalismo  indiscriminado hacia  los llamados vendedores ambulantes  y su disimulada justificación de la invasión del espacio público,  de las invasiones, su erróneo entendimiento de la diversidad étnica dando paso a una dañina permisibilidad que evitó plantear  el problema de fondo para una verdadera pluralidad: un nuevo pacto social. Si uno revisa el porqué estos populismos desde Perón a Maduro llevaron a la degradación de una sociedad destruyendo  su economía daremos siempre con el mismo denominador :  los subsidios  que convierten al trabajador en una clase  ociosa.

Lo que  revela  la lucha contra estas otras formas  de violencia  es que,  se está haciendo la individualización  y  judicialización de  cada violento  eludiendo  la  dañina elegía de estos personajes  tal como se hizo en la época de los llamados violentólogos  y  lo está demostrando positivamente la presencia de una nueva ciudadanía que, libre de los nefastos intermediarios del populismo está reaccionando  con la fuerza moral y las argumentos  del vecino agredido que ha saltado a la palestra a exigir  el  derecho a  estar en su calle, a una libre y segura movilidad, a que los grandes problemas de la ciudad sean enfrentados  con la debida racionalidad  y no mediante  la demagogia  del populismo politiquero. Una vez más, como lo está demostrando la masiva asistencia a los distintos eventos culturales  públicos y lo hará en la “Feria de las  Flores”, la ciudad se afirma cuando se rescata el derecho a los recorridos  peatonales,  poniendo al descubierto  que  las barreras que  someten y aíslan  se están dando por parte de quienes a través del terror pretenden incomunicar a comunidades enteras  negándoles  su derecho a la ciudad.

Poemas de Héctor Hernán Hurtado




Poemas de Héctor Hernán Hurtado

SÉ.MI.YA
Si una semilla hablará
Desde  muy adentro    diría:
        
Si encuentra tierra hábil- apta
Estalla,     está ya,
Estalló,   es tallo;     está yo
-                       Está allá-ando…… y acá también, y cree ser
Creé ser,    cree en el ser que creé
Y crece, da ramas,  te derramas en ramas
Y tu voz,  tu bosque va nhaciendo
Tubos que van haciendo,   asciendo esa savia;
Que sábia,  sabía, que sabia
Cómo subía,      cómo,    ,subid entre  ramas, que aún amas,
A disfrutar estos zumos, estos aumentos,  que armas,
Estos jugos, con que jugó por un momento más el presente eterno,
éter.NO,          
      Oí, el poema



RIO A.MAR
Si yo rio voy a mar
Voy hollando mi cauce …
Hoy andó mi cauce, para llegar amar.
Yo a María,
AMa harta,
a Mercedes,
a.Mirían
AmO felia,
Ofelia es mi mama,           Ah mujeres,
Quiero amarte, a mihercules, a júpiter,
A ven usted, a su turno, a domingo,
Y Él lun esfuerzo más para llegar a Marte
Amarte, quién hace arte, quien es harto,,
Quien se hartó,  este es mi arte
Es para mi arte, no para miarte
Es para ti arte;  patearte no
Estás y arte                      Si, estás
éktoR,

Poemas de Shara Bueno




Poemas de Shara Bueno


-Farsa.

El despertar causado por el estruendo de la consciencia en la madrugada,
anuncia la amargura de las horas siguientes.

Ajena a la insensatez que nos compone,
contempla la habitación que tiene impregnada una ausencia,
que es habitada por una quietud que cubre de polvo las cosas.
Es entonces cuando regresa a la vieja casa que la vio crecer
y observa como la humedad se encarga de ennegrecer hasta el silencio.
Aun así,
encuentra consuelo en ese ambiente sepulcral que le acaricia los pesares.

Los recuerdos llegan a ella en la calma del que camina sin esperanza
le sonríen como el niño que desde la ventana del bus la mira,
y la abrazan como ese amigo que llega de muy lejos.

Es ahí,
cuando reconoce que la prisa del ayer no valió nada.
Siempre está tan atenta de lo ajeno
pero tan ajena de lo propio…

Ante sus ojos se halla el camino que tanta pereza le dio recorrer.
Mira la hora y otra vez llega tarde para ver esos ojos abiertos,
ese cuerpo tibio
y esa sonrisa cansada.
La promesa del “mañana vendré temprano” vuelve a romperse.

La cotidianidad de las decepciones hace livianos los días.
No hay rencores,
ese cuerpo pronto se irá a descansar,
pero ella…
mañana volverá a despertar con el desconsuelo.

El vicio de ahogarse en la miseria no se quita ni después de abrir los ojos.






-Nostalgias.


Cómo entender que somos las esquirlas
del sueño que se quebró
al contemplarnos desnudos.

Cómo asimilar que en un parpadeo
puede desaparecer la inocencia,
sin penas
ni dolientes,
solo la oscuridad dando paso a un nuevo sol.

Qué hacer cuando el pecho se agite,
el cuerpo pida gritar
y las lágrimas como un pincel,
recorran el lienzo que no pedimos tener pero debemos amar.

Dónde encontrarnos
sin tantas cortesías,
sin tantas precauciones.
Solos
para acariciar las heridas
y darnos el perdón por rasgar a destiempo las ilusiones,
los sueños de infancia
y las paredes del alma.




miércoles, 4 de julio de 2018

LA POLÍTICA Y LOS POLÍTICOS / Darío Ruiz Gómez




LA POLÍTICA Y LOS POLÍTICOS

Darío Ruiz Gómez

Inevitablemente todo parece llevarnos a aceptar que la política nos rodea y sobre todo nos compromete y que hasta el anacoreta que se ha escapado a un remoto monte termina por aceptar que si tala un árbol o contamina un arroyo está “atentando contra el medio ambiente”  o sea cometiendo el mayor de los pecados públicos. Esto ya lo determinan no los botánicos sino los políticos. Podemos dedicarnos a leer los textos de cualquier gran pensador para  en seguida  darnos cuenta  que esas  lecciones  morales  sobre ser ciudadano y ser libre nada tienen que ver con la  discreta  vida  a que estamos sometidos  por teorías económicas  al uso de cualquier ministro nombrado no  por sus méritos sino por las componendas de algunos politiqueros apoderados de las instituciones desde las cuales, insólitamente,  pregonan  que  representan  los intereses de los ciudadanos  o lo que es el colmo  que “están representando los intereses de la patria”. Entonces ¿votamos por ellos por puro masoquismo o como una manera de hacer presente nuestro más irónico sentido de la  extrañeza ante la sociedad? Mis experiencias  de lo que supone la  política  se localizan  más de medio siglo atrás al  detectar no los efectos  positivos de ésta  sobre la vida social  sino la  persistencia  del odio desatado en un país por líderes  desalmados. Basta repasar las llamadas “Guerras civiles” para darse cuenta de los extremos de maldad  a que se puede llegar cuando los políticos imponen sus intereses por encima del  respeto  debido a la vida de cada ser humano.  Desde la infancia esto marcó mi anhelo de  lograr  alcanzar  lo que mi papá me recordaba siempre: crecer en el respeto a las opiniones contrarias para no caer en la vulgaridad  propia del fanatismo pero, paradójicamente,  tal como lo comprobamos hoy, la tolerancia  sigue siendo, curiosamente, la virtud  que el fanatismo  considera  una  debilidad inaceptable.  Todavía en esa época oscura y bárbara nos iluminaba el magisterio de algunos grandes humanistas recordándonos la defensa de los grandes ideales de la civilización. Por  lo tanto la cultura de la libertad en la cual me crié supuso la voluntad  de ir creando frente a situaciones  políticamente difíciles, la capacidad de elegir por mi mismo una respuesta en lugar de integrarme a la masa vociferante  con tal de eludir toda responsabilidad ética.

Mi generación aquí y en España conoció los espejismos de la revolución pero de inmediato también  las mentiras  del  totalitarismo, la  tradición del Humanismo Occidental me ilustró  sobre lo que suponen  el horror y la mentira de esas engañosas  promesas  para  tener el valor de denunciar  sin vacilación alguna  los crudas falacias  de los falsos  redentores   de las clases oprimidas,  una tarea de pensamiento crítico a la cual, sin embargo,  se me ha contestado no con los debidos argumentos sino con la difamación, el silenciamiento  de mi obra por parte de la Intelligentsia a sueldo de sus organizaciones. Ver en  Iván Duque  la figura necesaria para responder a las argucias  de los violentos  disfrazados  de demócratas  y emprender el camino de la reconstrucción de un país devastado por la corrupción oficial y el narcotráfico,  fue una decisión racional y una demostración de mi libertad intelectual y no mi contemporización con aquella clase política que, tal como lo he denunciado siempre,  ha degradado en Colombia  la responsabilidad política  de servir a la ciudadanía y  a cuyas prebendas curiosamente se acogen  muchos de estos torquemadas revolucionarios. Crecer dentro del  totalitarismo  y hoy tratar de acomodarse a  las reglas de la democracia  no es un propósito fácil para quienes nacieron acostumbrados a la servidumbre.