sábado, 22 de julio de 2017



SENCILLEZ, MODESTIA  FRENTE A GRANDILOCUENCIA

Darío Ruiz Gómez

Uno de los pintores que más admiro es Sánchez Cotán, pintor español del siglo XVII uno de los primeros pintores de bodegones y que apartándose del renacentismo,  delimitó  el espacio real donde aparecen los modestos objetos que acompañan lo que llamamos vida cotidiana. O sea que mientras la grandilocuencia  se había apoderado del arte y la literatura, Sánchez  Cotán se contentaba con celebrar  la materialidad de un cardo, de unas manzanas y limones, de unas aves en el  alféizar de una ventana. Mantenerse fuera del griterío de la historia, de los simulacros  de la politiquería  consiste  en, discretamente,  ubicarse   en la dimensión del espacio  sagrado. Por eso el hogar  es la construcción de un espacio humano desde donde como recuerda Mircea Eliade se inicia  el contacto entre la madre tierra y el universo. Al entrar a una casa que ha sido arrasada por la violencia de los asesinos vemos no ruinas sino la intangible presencia que guardan los objetos rotos, tablas quemadas, la fotografía que aún conserva su marco: la  modestia  agredida. Lo constaté alguna vez en las cercanías de Caucasia  cuando nos detuvimos a observar una casa  que  había sido reducida  a cenizas por la guerrilla:  la vida gloriosamente se había impuesto al triunfo de la muerte  ya  que de la  vegetación  feraz que rodeaba el sitio  brotaba  la esperanza de la huída de aquellos moradores salvando sus vidas. Desde la adolescencia y cuando se abrió la vía a la costa al cruzar por aquellos lugares  estaba  presente el relato de estos ejercicios del mal  contra campesinos desvalidos. Desde la cercanía de Valdivia y a lo lejos  se veía el poblado del Haro fijándole un hito a la desmesurada cordillera. Desde hace quince años un mar de sembrados de coca enfrentó a paramilitares y FARC y unos y otros asesinaron  sin compasión alguna y a mansalva a familias enteras de raspachines. Los paramilitares quemaron las casas y asesinaron a casi todos sus habitantes en una despiadada  toma represiva. Hasta hace poco la hierba había invadido las ruinas  y un aire fatigado  dominaba para siempre el solitario paraje. Lo que hoy se va percibiendo a medida que esta violencia muta,  son los interrogantes  que comienzan a hacernos  estas tragedias negadas por los relatos oficiales pero que van emergiendo inexorablemente a medida que desaparece la niebla de la mentira  y el viajero sin temor alguno, sentado en algún rancho, escucha de labios de los sobrevivientes la verdadera dimensión de una tragedia humana que cíclicamente se ha repetido con diferentes  verdugos.

El acuerdo  político  logrado  va permitiendo que este paisaje incautado nos permita  calcular  la verdadera dimensión de lo que esta clase de violencia  logró arrebatarle  a nuestra vida cotidiana, la dimensión incalculable de un diabólico juego de guerra donde siempre los pobres pusieron las víctimas. Una mesa de madera cubierta por un plástico, unos pocos platos, unos vasos, unos pocillos, el volumen sorprendentemente hermoso  de unas berenjenas, de una yuca, el botijo con la fresca limonada: los ojos verdes de una joven madre que acuna a su hijo bajo el reverbero de la luz del medio día.  Dios nunca se ha ido de aquí.

    

EL PAÍS DEL MIEDO Darío Ruiz Gómez





EL PAÍS DEL MIEDO

Darío Ruiz Gómez

“El siglo del miedo” es un célebre texto de Albert Camus que nunca dejó de tener vigencia y que hoy cobra una inesperada actualidad en este país recordando el sádico asesinato de Monseñor Jaramillo Arzobispo de Arauca a manos del  ELN. Repasando los periódicos de la época pude cerciorarme de la casi total indiferencia que se tuvo hacia este crimen por parte de los distintos medios de comunicación  y por supuesto de las distintas jerarquías  religiosas y no, afortunadamente, por  sus feligreses que clamorosamente protestaron. Era el momento en que la “Iglesia de la Liberación” había permeado un sector del sacerdocio que pregonaba el apoyo a la lucha guerrillera identificándolos como  enviados de Dios aterrizados  para salvar de la injusticia a los oprimidos. Lo de irse a los tugurios a convivir con los miserables  no pasó de ser una demostración de  bacanería  llamando “Chucho” a Jesús y  lanzándose  al monte como los dos despiadados curas españoles, como el despistado de Camilo Torres que escogió en vez del amor  a las gentes del pueblo matarlos  a nombre de las proclamas de Fidel Castro. Recuerdo con horror y asco el asesinato de un rector del instituto Marco Fidel Suárez acusándolo de ser un “confidente de la policía”  Historia de la peor de las crueldades  por parte de dirigentes ilustrados  que no fueron capaces de digerir esa ideología  y la convirtieron en un mesianismo religioso y un fundamentalismo esquizofrénico.  Basta pensar en los crímenes recientes de “Pablito” para recordar  la persistencia  de grandes  territorios sometidos aún a la extorsión del miedo. La llamada acción revolucionaria que en principio se cobijaba  bajo  una causa reivindicatoria, cayó rápidamente en  lo estrictamente patológico. Esto que describo es mi propia historia personal tal como la he ido certificando en esta columna desde hace treinta años de tomas de poblaciones, atentados dinamiteros, fusilamiento de vacas, asesinato de mayordomos, destrucción del medio ambiente, la industria del secuestro con la insania propia del enajenado mental que llevando la violencia a sus extremos quiere exorcizar sus demonios interiores. Desligados de toda realidad este tipo de “revolucionario” como recuerda Marx, ya no sabe qué le queda por derribar, por humillar. Piden que no se mate a los líderes populares cuando ellos ya han matado a muchos de éstos.


“El miedo significa y rechaza la misma cosa: un mundo donde el asesinato está legitimado y donde la vida humana carece de importancia”, recuerda  Camus, quien agrega “No hay nada más despreciable que el respeto basado en el miedo”. Por eso la respuesta gloriosa de Monseñor Jaramillo  se hace ahora  inolvidable:”No le tengo miedo a los dos grupos armados. El miedo está terminando con nuestra sociedad”  y lo mataron. Hoy conmemora España el asesinato por parte de los terroristas de ETA,  de Miguel Ángel Blanco un humilde Concejal de Ermua. Toda la población  esperó a que el crimen no se cometiera y cuando se consumó reaccionaron unánimemente al grito de “ETA  asesina”  lo que constituyó el principio del fin para estos criminales y la imparable reacción de la sociedad contra el miedo. Recordar cada año esta infamia no es oponerse a la paz,  según esa técnica del miedo que ha comenzado a circular en Colombia, sino  para que la infamia no vuelva a repetirse.   

6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín / Verbena Poetica


.. .. . .. ..


6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín / Verbena Poética



6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín / Haydukaná


.. .. .. .. ..

6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín / Haydukaná

Homenaje a la revista: Otras Voces. Poetas: Luis Carlos Sinitavé, Hugo Diez, William Eusse, Edgar Trejos, Karol Hernández, Juan Rivas, Helena Restrepo, Luz Amparo Medina, Alba Sarabia, Vanessa Camargo, Cristian Camilo Hidalgo, Camilo Saldarriaga, Juan Pablo Arana, Manuela Valencia.

viernes, 21 de julio de 2017

6 Festival Alternativo de Poesía / Café Literario Unitense/ Este Lugar de a noche


. .. ..

6 Festival Alternativo de Poesía / Café Literario Unitense/ 
Este Lugar de a noche
Poetas: Raúl Andrés Ocampo, Carlos Arturo Guerra, Ruth Marleny Castro Pavas, Rosa Castro Pavas, Hernando Zuluaga, Gloria Salazar, Daniel Bejarano.

jueves, 20 de julio de 2017

6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín / Poesía Orgánica / Itaguí


. . .

6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín / 
Poesía Orgánica / Itaguí
Sandra Muñoz, Wayra Torres, Daniel Sanmartín, Luz Helena Cardona

6 Festival Alternativo de Poesía / Pais Burlesque/ (Comfenalco 3)



.. ..

6 Festival Alternativo de Poesía / Pais Burlesque/ 
(Comfenalco 3)

País burlesque o el blues de las utopías destrozadas

Víctor Bustamante

En el 6 Festival Alternativo de Poesía, ocurrió una sorpresa, la presentación de País Burlesque. Digo sorpresa porque en la radio y en tele, ante un público impúdico anestesiado por el continuo ir y venir de los mismos grupos musicales con sus cancioncitas frambuesas que nunca dicen nada sino el eterno dilema del amor como enganche para el consumo, vana distracción, casi han olvidado que la música también puede explorar otros ámbitos. En este caso, en País Burlesque, asistimos a la exposición de un grupo que no se detiene en la distracción sino en el cuestionamiento, en la crítica tan necesaria en el país donde todo en apariencia va bien, ese país anestesiado por los medios masivos que solo llegan hasta cierto punto y ahí se quedan estáticos porque la mayoría de ellos mismo coayudan a mantener el statu quo de ese cinismo que da la quietud, y la aparente felicidad del llamado pueblo colombiano.

Ese cinismo implacable y lleno del morbo de las encuestas, ya que cuando lo dice una empresa del cepillo extrajera conmueve a la estolidez de los medios y de las instituciones nacionales, que se sienten aún más felices por esta designación, cuando ellos saben que en el fondo es la mentira más inaudita que pueden confirmar y difundir. Por esa razón en una canción, “El país más feliz del mundo”, País Burlesque, desmiente ese estado de felicidad declarado por algunos medios y por quienes aún piensan que la palabra felicidad oculta la ignominia de lo que se vive realmente: corrupción, mal servicio médico, indigencia. Hay otra canción, “Vivo”, donde el coro en realidad es un lamento duro y dulce, dice, “habitante de un país despedazado, de fantasmas milenarios, de encuentros aplazados. Tanta sumisión acumulada, tanta rabia contenida, tantas vidas destrozadas. Vivo porque estás ahí en esta cárcel con nombre de país”, pura poesía de la desesperanza, pura poesía de las utopías derrotadas, encuentro con el origen plausible de saber que hay músicos que dicen, que perseveran, que sueñan otro estado de cosas.

La materia del ensueño narcotizado donde vivimos, desde cierto tipo de música, País Burlesque, las ha destrozado, ya que abre otros ámbitos que se habían cerrado, pero que reaparece con ellos, y así la música pierde ese efecto colateral de acompañarnos con un susurro bello que nos lleva al infierno de la y tranquilidad y del conformismo. “País burlesque canto que reclama humanidad, país burlesque donde te masacran sin piedad, sueño que no puedo terminar”.

“Entre la alegría y la nostalgia estarás carnaval, carnaval. En el equipaje de recuerdos estarás carnaval, carnaval”. Es la despedida pero en realidad ahí es que se abren muchas preguntas. La primera por qué razón no conocía este grupo, por qué razón Medellín nos entrega sus sorpresas, esos ases de la baraja ocultos ya que un grupo de estos quilates, de esa valía, nos asombra con su música, con sus letras urticantes, con esa presencia que tanto necesita la cultura  del dejar pasar, ya que la oxigena.

Cuando el grupo ha salido a escena, con sus plumajes en la cabelleras de sus cantantes, con su vestidos rojos y negros de un can can, con sus manos y sus guantes, con sus rostros coquetamente pintados, y ante los sombreros de copa y la elegancia de los chalecos de sus músicos, pensamos que vamos a asistir a ver y a escuchar a otro grupo más, pero cuando comienza la función y la palabra carnaval se apersona del evento y se atesora en nosotros, y a medida que se suceden las canciones nos sentimos tocados, y cuando digo tocados no es por presumir, o un falso cumplido, es que hemos sido sorprendidos en nuestra convicción con esas canciones tan llenas de poesía, de tanta dulzura, pero a la misma vez que reclaman y más me sorprende, cuando se termina la función, sus canciones, y queremos que el show continúe porque no es cualquier show sino ese carnaval que trasplantado aquí entre estas montañas, aquí entre estas calles, aquí en nuestras entrañas, ya que así sabemos que País Burlqesque se ha quedado en nosotros, como una huella, como un acto creativo tan fuerte, tan perdurable como la poesía misma, como el hallazgo de un tesoro valioso que las entrañas de la ciudad, que Medellín guardaba, y la ola de esta noche de julio  lo devuelve con todo el júbilo posible como si ellos, despiadados y bellos dulces y duros, nos restituyeran lo que debe ser el oficio del artista, saber en qué país habitan.

Para Ovidio Rúa, a sus integrantes, a sus músicos, Adriana Patricia Cartagena Zapata, Carolina Andrea Martínez Echavarría, Libia Marcela Jiménez Pulgarín, Daniela Martínez Velásquez, Carolina Suárez González, Liliana Jaramillo Tilano, María Camila Rúa Henao, Blanca Nelly Rincón Álvarez, Juan Felipe Posada Cardona, Juan David Muñoz Álvarez, Julián Díaz Soto, Esteban Garcés Gómez, Anderson Stiven Lozada Quintero, Juan Esteban Rúa Jaramillo, María Análida Soto de Díaz, José William Díaz Largo,  solo nos resta darles ese abrazo y esa gratitud por su talento.
“Me rescata del abismo tu sonrisa”, ¿qué más queremos de esta bella y trágica canción de amor y desesperanza?
  

6 Festival Alternativo de Poesía / (Comfenalco 2)


. . . .
6 Festival Alternativo de Poesía / (Comfenalco 2)
Poetas: Sandra María Marulanda,  Durley Zapata, Alvaro Restrepo,  Villabrado Luis Duque


6 Festival Alternativo de Poesía / Barca de los Locos (Comfenalco 1)


.. .. .. ..

6 Festival Alternativo de Poesía / 
Barca de los Locos (Comfenalco 1) 






6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín / Parque de Bolívar



.. .. ..

6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín / 
Parque de Bolívar
La Barca de los Locos: Bernardo Angel y Lucia Agudelo
Poetas: Juan David López, Jorge Mejía, José Bedoya, José Luis Alvarez.

6 Festival Alternativo de Poesía de Medellin / Café Rojo


.. .. .. ..
6 Festival Alternativo de Poesía de Medellin / Café Rojo

Presentación de la revista La Musa Sonámbula
Poetas: Mario Sanchez, Daniel Bejarano, Paula Guarín, Alba Saravia, Isaac Villa, Camilo A. Nader, Daniel Segura Andrés Calle, Helena Bedoya, Alejandra Ospina, Hugo Ortega, Sebastián González, Manuela Valencia (cantautora).
Presentadores: Gustavo Zuluaga, Helena Restrepo.



miércoles, 19 de julio de 2017

domingo, 16 de julio de 2017

6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín / Darío Lemos


. . . . . . .

6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín / Darío Lemos
Jueves 13 / 2017
Paraninfo Universidad de Antioquia
Luis Germán Sierra, Sarah Posada, Gisela Posada, Gustavo Zuluaga, Víctor Bustamante

viernes, 14 de julio de 2017

6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín. Este lugar de la noche

...
.. ....

6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín. 
Este lugar de la noche 
*Martes 11 de julio: 7:00 p.m. Este Lugar de la Noche

Poetas: Daniel Segura, Hamilton Otálvaro, Jairo Arango, Maiyer Quintero, Cristina Acevedo, Sandra Marulanda, Ramiro Hernández.



martes, 11 de julio de 2017

6 Festival Alternativo de Poesía / día 2 / julio 10 del 2017.


... .. .. .

*Lunes 10 de julio: 6:00 p.m. Comfenalco, Salón de Humanidades, 4to piso, Biblioteca Héctor González Mejía. Calle 51 # 45-37

Obra de teatro de Olga Ríos y Luanda: Mujer…mujer y otras poéticas
Intervención musical: Sandra Milena Marulanda y Mauricio Sierra

Poetas: Camilo Oliveros, Andrés Gil, Paty David, Luis Fernando Gil, Ángela Penagos, Georgina Cuartas, Devora Dante, Simón Tierra, Raúl Jaime Gaviria, Andrés Upegui.




domingo, 9 de julio de 2017

Festival Alternativo de Poesía de Medellín -Inauguración-


.. .. ..

Festival Alternativo de Poesía de Medellín -Inauguración-

*Sábado 8 de julio: 5:00 p.m. a 8:00 p.m. Ateneo Porfirio Barba Jacob

Inauguración


Poetas: Irene Ángel, Diana Pizarro, Carlos Alfonso Rodríguez,  Luis Carlos Sinitave, José María Ruiz, William Eusse, Paula Guarín, Juan Rivas, Mario Sánchez, , Juan David López, Tomás Andrés Ochoa, Jorge Mejía, Andrés Gil, Francisco Betancur, Daniel Segura. Presentadora: Helena Restrepo.



ACEPTAR O DESOBEDECER / Darío Ruiz Gómez



ACEPTAR O DESOBEDECER

Darío Ruiz Gómez

“La desobediencia civil” es un texto de Henry David Thoreau cuya obra y pensamiento se recuerda en estos días con entusiasmo en todo el mundo. Ese texto fue, supuestamente, la biblia para las revueltas estudiantiles, los movimientos jipis de los años sesenta. Revuelta que fue derivando rápidamente a nivel de los estudiantes hacia la insustancialidad, hacia otro conformismo por ausencia de razones de peso y porque nada hay más devastador  que el paso de los años ya que los jóvenes de la droga, de la vida en las comunas envejecieron y como decía un amigo nada más patético que ver a un jipi  anciano. ¿Revolución o simple y superflua trifulca para que después las cosas volvieran a su sitio? O sea que lo que Thoreau planteaba como rechazo del individuo ante un Estado injusto,  frente a deberes como el tener que ir a una guerra  a matar enemigos que no lo eran, finalmente se convirtió en la  justificación  de una juerga psicodélica que en los estratos pobres derivó hacia la delincuencia y  en las clases altas a una disimulada manera de encubrir  a unos hijos drogos disfrazándolos  de gurús. La diferencia entre una trifulca de ociosos y una actitud de rebeldía crítica frente  al estatus imperante,  la estableció  Marcusse el filósofo que alentó  las ilusiones  pero también  señaló los peligros de lo que supone cuestionar a una sociedad sin proponer nuevos valores de vida. Recuerda que aquello que desatas te puede devorar un día si no lo racionalizas a tiempo o si no llevas hasta las últimas consecuencias lo que predicaste. Fue el lánguido regreso de los rebeldes sin causa de mayo del 68 en París, a la normalidad burguesa que supuestamente iban a destruir para que “la imaginación .llegara al poder”.

¿Desaliento, indiferencia, se preguntan algunos importantes medios de comunicación ante el hecho de que los colombianos no se hubieran lanzado a las calles a celebrar alborozadamente el acuerdo de Paz entre Santos y Timochenko?  La ceguera moral es del gobierno que olvida que este malestar se da hoy en todo el mundo como una actitud de rechazo a un Estado que desconoce al ciudadano en sus decisiones   y ante algo que hace evidente la vida cotidiana de las gentes, la indiferencia ante las ceremonias oficiales y ante la verdad posmoderna de los medios de comunicación oficiales. “Necesito un amo tan inteligente como yo” sentenció astutamente Diógenes Laercio poniendo en juego una forma sutil de ironía ética como  respuesta  a la mediocridad de  que, todo poder  inevitablemente,  se rodea. Recordemos esta definición: “La desobediencia civil es una expresión de responsabilidad personal por  falta de justicia y refleja  el compromiso de no trabajar  ni  rendirse a prácticas y normas injustas” Lo que Thoreau plantea es la responsabilidad de  hacerse humano  y luego  ciudadano , y no  el seguimiento  pasional  hacia  ideologías  oportunistas, bacanas,  que no condenan la violencia, ni el agravio al inocente y conducen  a la peor de las obediencias. El individuo toma decisiones por si mismo mientras que el gregario acata ciegamente las órdenes que se le dan. Por eso certeramente recuerda Thoureau: “Bajo un gobierno que encarcela a alguien injustamente, el lugar que debe ocupar el justo es igualmente la prisión”

  

Carta para César Augusto Montoya / Cine en Medellín


.. .. .. ..

Cine en Medellín 

Carta para César Augusto Montoya

Víctor Bustamante

Mi querido César esta carta hace tiempo la debí haber escrito, para comentar sobre tu labor cinematográfica, esa que empieza con los primeros días de la creación de Kinetoscopio. Hay un número en especial donde se hacía referencia a Andrés Caicedo, y habías escrito sobre él un aniversario. Entonces, un amigo común, Juan Guillermo López, había llevado la revista a Versalles donde leímos tus escritos, ya que la revista abría la posibilidad de seguir escribiendo en ella en un momento donde no había en la ciudad un medio de tal expresión. Pero ahora ya no está Juan Guillermo y en esta conversación aseveras que no estás tampoco en Kinetoscopio. Lo cual da la medida de la significación de tus deseos de realizar cine, no de escribir de cine. Eran momentos de soñar y querer realizar desde orillas diferentes, algo cercano a las películas, aunque no había posibilidades de filmar, pero con el tiempo el cine continúa su marcha y poco a poco se abrirían las puertas para la realización.

Ya habías decidido seguir por un camino diferente al de hacer comentarios, reseñas o críticas de cine. Y buscar el camino creativo de la realización de cine, y ese es el camino del cual quiero, hablar, referirme. Creo que habías caído en cuenta que es cómodo reflexionar sobre lo que los otros hacen, la de asumir un carácter bondadoso, o, a lo mejor, de fusilar algunas películas, pero como creo que eso no toca con tu carácter, has preferido elegir una búsqueda, esa palabra, para expresar lo que deseas, para buscar un punto de vista, para indagar sobre temas que desbordan y perviven en la ciudad. Hay un documental, el primero que vi tuyo y es el dedicado a José Manuel Arango, La humildad del jardinero, el cual recobra relevancia de José Manuel, ese gran poeta; documental, que con el tiempo se convertiría en el preciso y precioso documento, porque toda la estatura ética del poeta está allí presente. Solo que me llama la atención el título, La humildad del jardinero, un título que me pone a especular, porque no todos los jardineros son humildes. Además José Manuel en su finca no era precisamente un jardinero, sino un ser contemplativo que nos ha dejado su bella poesía, pero lo del título de ninguna manera socaba la importancia de este trabajo.

Luego realizarías un documental sobre Alberto Aguirre. El cual posee un valor inusitado porque es la posibilidad donde el crítico de cine, el periodista, el fotógrafo, el editor, el amigo de Fernando González, el amigo de Gonzalo Arango, abre las llaves de su memoria para relatar su vida; esa que ha vivido a la enemiga siguiendo los dicterios de Fernando González, con el único propósito de mantener su independencia, y así expresar lo indecible en el país de la falsa solidaridad, en el país de los codazos y de las zancadillas, pero también en el país donde decenas de columnistas no dicen nada cada día. Alberto Aguirre sí lo dijo, a veces arbitrario, pero lo dijo con su convicción. Este documental posee el valor de saber esa parte de la vida de Alberto Aguirre, en su camino intelectual, de perseverancia y de lectura, hasta convertirse en el periodista y crítico relevante con los años. Ahí nos damos cuenta de la creación del Cine Club de Medellín, del cual no se ha descrito la verdadera historia. También refiere el exilio, ese carácter de saber que es duro habitar un territorio donde se es proscrito. Su cercanía con los Nadaístas, la fundación, de su librería, el amor hacia su padre, la cercanía con la política, su vida en Bogotá, pero sobre todo su vida en Bogotá, los sucesos del 9 de abril. De tal manera que en cada uno de sus diversos aspectos se revela un Alberto Aguirre lejano a ese carácter duro, a ese criterio a veces, tan personal que desbordaba cualquier juicio preciso, pero que nos servía de baza para saber que, entre la multitud de comentaristas, de editorialistas, Aguirre mantenía ese pulso de independencia, ese motivo de decir sin cortapisas lo que pensaba, porque él no escribía para alardear de ser buen consejero, para magnificar lo que no debía hacerse sino para recobrar lo que necesita el periodismo y los medios, y es mantener la independencia, que es el pulso crítico para que este no muera de inanición ni de rodillas ante el poder que lo obsede y lo ha convertido en extensión de sus lineamientos.

Luego llegaría el otro proyecto de seguir con su compañera de viaje, Aura López, donde, Aurita, como era llamada, también revela el camino de Damasco que la llevaría junto a Aguirre a llegar a ese mundo cultural de Medellín y a cuestionarlo con deseo de cambiarle de rumbo y de abrir otras perspectivas. Este documental sobre Aura López enseña su temple de querer ser una lectora de poesía desde su infancia en Yarumal, donde inicia su formación literaria, hasta convertirse en la gran mujer que fue. Por eso y por toda la estatura intelectual de lo que fue Ara López, pero también por enseñar la percepción del mundo de ella, en una ciudad, en un país, donde hace falta la historiografía para ubicar a nuestros seres sensibles y creativos, no como un chisme de salón sino como una presencia real, este documental se convierte en toda una representación de una mujer de talante.

Pero ahora ellos dos, Alberto Aguirre y Aura López, no están tampoco, pero sí esa presencia en ambos documentales, conversaciones, sus voces, sus recuerdos, donde ellos dos aún permanecen como si el cine nos diera esa posibilidad de volver a ellos para escucharles y apreciar su presencia en la ciudad.

Luego, hace, poco vimos el documental sobre la tertulia de José Manuel en el Jardín Botánico y es apenas la medida para saber de la permanencia de un escritor, pero sobre todo del encuentro de algunas personas en pos de hacer más humana a esa Medellín que poco a poco va sin rumbo a ninguna parte.

Ahora a César lo colma la actividad de la docencia en el campo de cine. Labor que debe de ser digna porque si uno se aficiona al cine y lo experimenta, lo saborea, y, además, así no haya apoyo institucional, y además los alumnos se vuelven perseverantes con el tema, debe ser grato ser profesor, abrir caminos, lejos de la acedia en estos tiempos de la educación como entretenimiento y ascenso social, no como investigación sino como doctorado con toda la acritud que conlleva.

Pero ahora, en esta conversación que grabamos hace unos días, es la mejor manera de saber de primera mano sobre tu propia experiencia, de tu afán como testigo de primera línea en Kinetoscopio, así como valorar tus documentales, de saber que el cine ya no es un sueño sino la certeza que se amplía, la posibilidad de expresarse, de mostrar las inquietudes, los deseos de explorar esa ciudad y los personajes que poco a poco perviven en ella y que la hacen valiosa.

Estas personas a las cuales César les da una presencia que se merecen y los define desde todo su poder creativo como Alberto Aguirre, como Aura López, como José Manuel Arango, desde diversos ámbitos nos dicen, desde su pasión creadora, que esta se personifica con pasión, con un talento que se pule, que se forma  con las lecturas, con el deseo de decir, y en ese decir están ellos con su presencia, en la lejanía, nunca en las convocatorias municipales, en los certámenes oficiales con la improvisación de los nuevos metecos, porque en ellos perdura la indagación, la honestidad, la constancia, la creatividad, el temple y la finura que es tan difícil mostrar en estos días, y, por supuesto, también está en vos, César, que has realizado estos documentales valiosos.


martes, 4 de julio de 2017

Programación 6 Festival Alternativo de Poesía de Medellín 2017


6 FESTIVAL ALTERNATIVO DE POESÍA DE MEDELLÍN 2017
                                                          
PROGRAMACIÓN

*Sábado 8 de julio: 5:00 p.m. a 8:00 p.m. Ateneo Porfirio Barba Jacob
Inauguración
Homenaje a Johny Albino Arenas
Poetas: Carlos Alfonso Rodríguez, Valeria Isaza, Daniel Segura, Irene Ángel, José María Ruiz, Luis Carlos Sinitave, William Eusse, Paula Guarín, Juan Rivas, Mario Sánchez, Helena Bedoya, Diana Pizarro, Jaime Sáenz, Juan David López, Jorge Mejía, Catalina Vélez, Andrés Gil, Francisco Betancur.

*Lunes 10 de julio: 6:00 p.m. Comfenalco, Salón de Humanidades, 4to piso, Biblioteca Héctor González Mejía. Calle 51 # 45-37
Obra de teatro de Olga Ríos y Luanda: Mujer…mujer y otras poéticas
Intervención musical: Sandra Milena Marulanda y Mauricio Sierra
Poetas: Camilo Oliveros, Andrés Gil, Paty David, Luis Fernando Gil, Ángela Penagos, Georgina Cuartas, Devora Dante, Simón Tierra, Raúl Jaime Gaviria, Andrés Upegui.

*Lunes 10 de julio: 7:00 p.m. Este Lugar de la Noche
Poetas de Citibunda: Miguel Uribe, Ana Lucia Bedoya, Jairo Gallego, Robinson Pareja, Norbey, Andrés Calle, Luis Herrera, Jean Penagos, Jairo Arango, Luis Esteban Torres.

*Martes 11 de julio: 7:30 p.m. Café Bar Asterión. Calle 54 # 42-07
Poetas: Jorge Luis Álvarez Echeverri, Señor K, Nena Toro, Sandra Muñoz, José Tafur, Beatriz Elena Patiño, Olga María Saín.


*Martes 11 de julio: 7:00 p.m. Este Lugar de la Noche
Poetas: Poeta Cuerve, Sebastián López, Daniel Segura, Hamilton Otálvaro, Jairo Arango, Maiyer Quintero, Cristina Escobar, Alejandro Albán, Cristina Acevedo, Sandra Marulanda, Ramiro Hernández.

*Miércoles 12 de julio: 6:30 p.m. Paraninfo Uiversidad de Antioquia
Presentación, libro de Poemas de Darío Lemos
Poetas: Gustavo Zuluaga, Luis Germán Sierra, Sarah Beatriz Posada, Víctor Bustamante.

*Miércoles 12 de julio: 7:30 p.m. Café Bar Ambrosía. Calle 52 # 30A-28 (Glorieta teatro Pablo Tobón)
Poetas: Carolina Vásquez, Jorge Herrán, Nelsy Restrepo, Hari Ivans de Guita, Cristian Orozco, Luis Esteban Torres, Raúl Jaime Gaviria.

*Jueves 13 de julio: 7:00 p.m. Centro de Emprendimiento Cultural El Café Rojo. Calle 53 # 43-35 (Maracaibo x Girardot)
Presentación de la revista La Musa Sonámbula
Poetas: Mario Sanchez, Martha Quiñonez, Paula Guarín, Alba Saravia, Dapne Poe, Diana Pizarro, Isaac Villa. Fernando García Cuencar, Jose Pablo Arana, Nora Rendón, Manuela Valencia (cantautora).

*Jueves 13 de julio: 7:00 p.m. La Casa de los Oficios. Carrera 50 # 51A-27 Ed. Álvarez Santamaría Oficina 606
Poetas: Jorge Mejía, Daniel Rodríguez, Juan Restrepo, Villabrado Luis Duque, Camilo Saldarriaga,Abraham Umbarila Saavedra, Samuel Vallejo.

*Jueves 13 de julio: 5:00 p.m. Institución Educativa Monseñor Víctor Wiedemann, San Antonio de Prado.
Poetas: José María Ruiz, Estefanía Ruiz, Aurora Cárdenas, Diana Isabel Pizarro, Hari Ivanz de Guita, José Alfredo Tafur, Juan Camilo Mesa, Camila Sánchez, Dénilson Silva, María Jaramillo, Mateo Calderón.


*Jueves 13 de julio: 6:00 p.m. Parque de Bolívar

Poetas: Juan David López, Carlos Alfonso Rodríguez, Raúl Mejía, Jesika Castrillón, Olga María Saín,Jorge Mejía.

*Viernes 14 de julio: 3:00 p.m. a 6:00 p.m. Universidad de Antioquia, auditorio 10-203
Poetas: Camilo Saldarriaga, Vanessa Camargo, Jesika Castrillón, Dapne Poe, Alfredo Vergara, Juan Carlos Restrepo, Beatriz Elena Patiño.

*Viernes 14 de julio: 6:00 p.m. Auditorio Casa Barrientos. Comfenalco. Avenida la Playa.
Obra teatral: Bernardo Ángel y Lucia Agudelo. La Barca de los Locos. Mujer de Magdala y Actriz de Arrabal.
Musical: La Hermandad del Unicornio. País Burlesque
Poetas: Señor K, Durley Zapata, Jorge Luis Álvarez Echeverri, Sandra Milena Marulanda, Raúl Mejía, Álvaro Restrepo.

*Viernes 14 de julio: 7:00 p.m. La Casa Centro Cultural Maracaibo. Calle 53 # 47-44 2do. Piso
Verbena Poética: Ana Francisca Rodas, Diego Echeverri, Carolina Vásquez, Johnny Ramírez, Andrés Caicedo, Hugo Ortega.
Interludio: Carlos Vásquez Palomeque. La Colina Blues.

*Viernes 14 de julio: 7:00 p.m. Casa de la Cultura de Sabaneta. La Barquereña
Poetas: Martha Yemira Urrea Sierra, Aurora Cárdenas, José María Ruiz, Mauricio Vanegas, Martha Velásquez.

*Sábado 15 de julio: 7:00 p.m. En Este Lugar de la Noche
Poetas: Raúl Andrés Ocampo, Carlos Arturo Guerra, Ruth Marleny Castro Pavas, Rosa Castro Pavas, Daniel Sanmartín, Tomás Andrés Ochoa.

*Sábado 15 de julio: 7:00 p.m. Casa de la Cultura de Caldas
Poetas: Estefanía Ruiz Acosta y Érica Ruiz Escobar, Diana Isabel Pizarro, Helena Restrepo, Cristian Camilo Hidalgo.

*Domingo 16 de julio: 5:00 p.m. a 8:00 p.m. Haydukaná. Copacabana.
Homenaje a la revista: Otras Voces. Poetas: Luis Carlos Sinitavé, Hugo Diez, William Eusse, Edgar Trejos, Juan Rivas, Helena Restrepo, Luz Amparo Medina, Alba Sarabia, Vanessa Camargo, Camilo Saldarriaga, Juan Pablo Arana, Manuela Valencia.



...

VERIFICAR EL PAÍS REAL / Darío Ruiz Gómez



VERIFICAR EL PAÍS REAL

Darío Ruiz Gómez

Sin que aún conozcamos sus estatutos como Partido las Farc se han declarado “leninistas”. Ya esta definición abre un interrogante político: ¿Se han dado cuenta los teóricos de esta nueva colectividad que desde hace décadas la llamada izquierda sufre en el mundo una crisis que la ha llevado a desaparecer o  buscar  replantearse  reconociendo  los grandes errores cometidos en el pasado,  el mayor de los cuales, es precisamente el leninismo  o sea la justificación de la violencia? ¿En qué país de la llamada Cortina de Hierro subsiste aún la izquierda? En ninguno y en la mayoría gobiernan dictaduras mafiosas o gobiernos ultranacionalistas. El populismo de un teórico como Laclau, tan del afecto del Bergoglio peronista, el populismo de Chantal Mouffé  tan próxima a Podemos en España, carece aquí de verdaderos discípulos , lo que, inevitablemente, nos lleva a preguntarnos  sobre si, aún existe  un contenido marxista en nuestro Partido Comunista,  ahora cuando el acuerdo para  abandonar las armas los coloca  enfrente de una opinión pública que indagará  sobre los contenidos doctrinarios de los cuales se sirvieron para  liquidar  a sus opositores  y hacerse, además,  a una inmensa fortuna. “Pueblo unido jamás será vencido” era, recordemos, una proclama hitleriana, “pueblo amado” fue un clisé demagógico del fascismo italiano. ¿Cuál será su lenguaje político en una contienda democrática como la que les espera? ¿Cuál ha sido su discurso sobre el grave problema urbano, frente a la delincuencia organizada? ¿Si FECODE arruinó con su modelo cubano nuestra educación, cuál es su actual discurso sobre la educación escolar, universitaria?  Volver la mirada hacia el país nacional es partir de estas preguntas para saber exactamente cuál es el panorama político de quienes supuestamente han aceptado el debate, la discrepancia. ¿Cuál es entonces la respuesta de esta izquierda que no tiene temor alguno de llamarse leninista en el momento de lanzarse a las plazas públicas? ¿Cuál es su idea de justicia? Viene a renglón seguido el problema crucial: ¿A qué clases sociales dicen representar y a nombre de qué pueblo actúan?  ¿Por cuál pueblo dicen que lucharon y van a luchar? Este es su mayor reto: el lenguaje que identifique sus contenidos políticos.

Del viejo Partido Comunista español a la exigua Izquierda Unida, a la publicitada Podemos hay una enorme diferencia conceptual. ¿Han desaparecido los guevaristas, los troskistas, los maoístas?  Tanto el Partido Liberal como el Conservador lo han hecho y solamente el Centro Democrático aparece como una necesaria expresión de una nueva clase urbana. Está la presencia activa de diferentes minorías raciales, sexuales, ecológicas, grupos religiosos.  Pero ¿Hacia dónde mira el país de las regiones, aquellos que desconfían del voto como participación democrática, aquellos que identifican a los políticos tradicionales con la corrupción y la degradación de las instituciones?  Precisamente en el momento en que Macron  emite  las más estrictas medidas contra el terrorismo, nuestros jueces dejan  en libertad a los más siniestros y confesos terroristas. La defensa de la República es una premisa que no admite diálogo alguno con los enemigos de la democracia.  ¿Si no se da de salida  una explícita condena del terror en qué clase de  democracia podríamos soñar? ¿Cómo detener el odio si no se condena a quienes atentan contra los valores de la convivencia? Es esta disyuntiva la que va a definirnos en la contienda política que empieza.    

lunes, 3 de julio de 2017

Marcha del Orgullo LGBTI Medellín 2017

                                                                            Foto de Luisa Vergara
....... . . .

Marcha del Orgullo LGBTI Medellín 2017